miércoles, 8 de agosto de 2012

LIMPIANDO LA MÁQUINA DE PASTA

Anoche se me ocurrió la felíz idea de desmontar mi Imperia para hacerle una limpieza, ya que últimamente me manchaba la arcilla con rayas oscuras, que parecían ser de grasa u óxido.




Mientras, he utilizado la Atlas, que la tenía "reservada", y me he llevado una desilusión. Esta máquina tiene muy buena reputación, pero por lo menos la mía, no va tan bien como esperaba. Debajo adheridas a las cuchillas tiene dos tiras de goma a la que se le pega la arcilla cada vez que la paso, y son difíciles de limpiar. Creo que a causa de estas gomas, la máquina mancha el siguiente color con el anterior que se haya usado. A demás, las láminas me salen algo más gruesas en el filo derecho (así que no debe estar muy bién calibrada).


Así que me decidí limpiar mi Imperia que tan bién me ha ido en estos años temerosa de estropearla en el proceso.  Miré este tutorial para desmontar la máquina y me puse manos a la obra. Conforme la iba desmontando, vi que para nada era igual que la del tutorial, así que fui haciendo fotos por si luego no me acordaba de dónde iba cada pieza. Pero al quitar el soporte lateral ¡Horror! Se cayeron las cuchillas y no me dio tiempo de ver dónde iban enganchadas. A demás la máquina tenía dos varillas y no tenía ni idea de si sujetaban las cuchillas desde dentro o desde fuera. Y el resto de varas estaban dentro de un cilindro hueco y se econdían dentro al moverlas,  lo que me hacía pensar en que cómo iba a colocarles luego las tuercas y el soporte lateral si se quedaban dentro.......



Ya me estaba temiendo lo peor. Así que, después de sostener las varillas en la mano un rato y de encomendarme a todos los santos, terminé de desmontar las piezas y me puse a limpiar los restos de arcilla acumulados. Las cuchillas estaban bastante llenas y saqué bastantes restos.



Una vez limpio todo, me puse a montar de nuevo. Fué una odisea. Estuve tres laaaaaaargas horas intentando ver dónde iban las cuchillas, porque no tenían ninguna pestañita para engancharlas. Probaba de todas las posturas y nada, se caían una y otra vez. Al final se me ocurrió que quizás las varillas terminadas en punta eran las que sostenían las cuchillas desde abajo. Yo no sé si es así o no, pero yo lo he montado de esa manera porque ya estaba agotada. Una vez montada, la he probado y parece que va bien, aunque se oye que alguno de los cilindros roza con una de las cuchillas, pero por ahora se me han quitado las ganas de desmontarla otra vez...... Si me decido a volver a hacerlo, haré fotos para quien tenga la misma máquina de pasta, pueda ver cómo va.

Un besote.




9 comentarios:

  1. me da panico desmontar laminadoras porque luego para montarlas es super complicado. Con respecto a la atlas .... ains si dices que no es tan buena como argumenta me decepciona mucho.... porque queria hacerme con una.

    ResponderEliminar
  2. Dios... cuando has comentado lo de las cuchillas, casi grito, jajajajajaja. Mi hermano la monta y desmonta como si fuera un bocata. Yo alucino. La mía no le dejo que la toque, temo que solo tenga manitas para la suya. Ains, que miedo habrás pasado, jajajaja. Bueno, lo importante es que funciona y que has sacado media pastilla de arcilla para hacer cositas. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Noly, yo no sé si será que la mía viene con algún defectillo de fábrica, por lo de que me saca las láminas algo más gruesas en uno de los lados. Desde luego a mí me ha ido fenomenal con la Imperia y es la que más recomiendo.
    Rebeca, si tu laminadora no te mancha, yo ni la tocaría. Yo tuve que desmontar la mía porque me manchada a cada pasada y no podía trabajar. De todas formas,como ya sé cómo va, creo que la próxima vez que la desmonte no será tan complicado.
    Besotes y gracias por la visitilla chicas.

    ResponderEliminar
  4. Hola chicas! Yo tengo una laminadora sencilla de la Mackin's y a veces me mancha la arcilla. No he probado de desmontarla porque me da miedo que no me quede igual. Creéis que es fácil hacerlo? También lo que suelo hacer es limpiar el rodillo y la base con toallitas de bebé, hago bien?

    ResponderEliminar
  5. Hola Martina.
    Yo no soy muy partidaria de limpiar la máquina con toallitas de bebés, ya que pueden oxidar alguna parte que no sea de acero inoxidable (mi Imperia tiene dos varillas estropeadas porque no son de acero y se habrán oxidado al limpiarlas con esas toallitas). Yo llevo tiempo usando una mezcla de limpiacristales y alcohol de limpieza que se evapora super rápido y limpia estupendamente. Con eso es con lo que limpio las ventanas de casa y quedan relucientes por cierto jejejeje. Impregno papel de cocina y se lo paso por todos lados a la máquina, rodillos incluídos. También limpio con lo mismo las cuchillas cuando trabajo para que no se agarren a la arcilla.
    En cuanto a lo complicado de volver a montar la máquina, pues si que puede serlo la primera vez. Pero seguro que luego se le coge el tranquillo, aunque yo esperaría a no tener más remedio que hacerlo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Menuda odisea.
    A mi me pasó lo mismo, jajajaja.
    Me he reído mucho leyendo porque me estaba viendo a mi misma, jajaja.

    ResponderEliminar
  7. Si a mas de una nos habrá pasado y habremos pensao todas lo mismo"¿pa qué porras se me ocurre a mi meterme en este fregao? Jajajajaja

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por el consejo. Ya os contaré cuando limpie la mia!

    ResponderEliminar